¿Cómo puedo superar un bloqueo a la hora de escribir un libro?

Todos los autores pueden sufrir etapas de falta de creatividad. Cuando la inspiración no aparece puede llegar a ser un momento muy angustiante para quien tiene que cumplir plazos de entrega o bien para quien no consigue alcanzar su objetivo.

Por eso, hoy os vamos a dar algunos consejos para superar un bloqueo al escribir.

Si las palabras no surgen, debemos echar la mirada a nuestro entorno a ver qué podemos cambiar y mejorar para facilitar la escritura.

Y, sobre todo, evitar la desesperación, ya que esta todavía será un obstáculo mayor para que empiecen a surgir las ideas.

15 trucos para superar un bloqueo cuando estoy escribiendo un libro

A continuación, destacamos 15 trucos, ideas o consejos para ayudarnos a superar un bloqueo al escribir:

  1. Si de repente sentimos que no somos capaces de continuar escribiendo, en primer lugar, deberíamos hacer una pausa y relajarnos con otra actividad. En muchos casos puede ser solo un paréntesis que necesitamos por estrés o exceso de presión. Incluso, aunque tengamos un plazo para terminar, es preferible despejarnos un poco.
  2. Si no tenemos que cumplir con ningún plazo y la falta de inspiración parece importante, no debemos tener miedo a tomarnos unas largas vacaciones. A veces, son etapas de la vida y lo importante es disfrutar con este trabajo.Insistir solo nos haría perder tiempo y esfuerzo.
  3. Si lo que estamos escribiendo no tiene que redactarse necesariamente en un orden lineal, una alternativa sería pasar a otro capítulo, idea o trabajo de manera temporal. Después, podremos regresar a ese punto en el que nos hemos bloqueado.
  4. Si hemos decidido tomarnos un descanso, podemos fijarnos una fecha provisional en el calendario para volver al trabajo. Ahí podremos valorar con energías renovadas si estamos preparados para retomar la historia.
  5. Salir de nuestra rutina es una manera excelente para que de repente pueda aparecer un detalle, una idea, el hilo que necesitamos para continuar la historia.
  6. Tenemos que recuperar el punto inicial de inspiración, es decir, cuando tuvimos la idea de escribir ese libro o cuando nos sentimos llenos de ideas. Tal vez nos hemos enredado o complicado con otras cuestiones.Volver a ese punto nos puede permitir retomar esa actitud e ilusión.
  7. Antes de empezar a escribir este trabajo en el que nos hemos bloqueado, ¿nos hemos documentado los suficiente? Toda obra literaria requiere de un proceso de investigación previo.
  8. Un momento de máxima creatividad puede llevarnos a empezar a escribir sin ordenar primero las ideas. No olvidemos el principio básico de la escritura. Debemos realizar siempre un esquema con la introducción, nudo y desenlace.
  9. Podemos buscar ideas en otros libros, películas o series que puedan tener puntos en común con nuestro trabajo. De algunas referencias pueden surgir buenas ideas para retomar nuestro libro.
  10. Tampoco debemos tener miedo a pedir ayuda o consejo. En ocasiones, puede ser un compañero de profesión quien nos brinde una solución, pero también las personas de nuestro entorno pueden darnos la clave con su espontaneidad.
  11. Repasar todas las anotaciones que hemos ido realizando desde el principio puede ayudarnos a recuperar alguna idea que hayamos olvidado en el tintero.
  12. ¿Es posible que este bloqueo tenga que ver con cuestiones personales de nuestra vida? ¿Dificultades familiares, rupturas, problemas económicos…? Entonces, nunca es tarde para tratar de solucionarlas y poder recuperar así la inspiración.
  13. Tal vez estemos pasando por una etapa de baja autoestima. En ese caso, seguro que podemos recordar premios, reconocimientos o títulos, lo que sea que nos llevó a empezar a escribir.
  14. En algunos casos, la falta de formación profesional puede llevarnos a este tipo de puntos de inflexión en nuestro trabajo. Aunque tengamos un talento natural, no debemos menospreciar la posibilidad de hacer un curso. Además, podemos aprovechar para especializarnos en un estilo.
  15. Por último, también podría pasar que el problema no sea tanto una falta de creatividad, sino un problema con esa obra en concreto. Tal vez no nos motiva o la estamos haciendo por obligación, lo cual nos ha llevado a no querer continuar.En ese punto tenemos que valorar las posibilidades. ¿Hasta qué punto estamos obligados a hacer ese libro?

Ya disponemos de muchos trucos para poder superar el bloqueo al escribir un libro o una biografía.

Rendirnos nunca es una opción válida, ya que este es solo uno de los tantos obstáculos que se le pueden presentar a un escritor.

La confianza en uno mismo debe ser el motor para terminar lo que hemos empezado, ¿no os parece?

Si quieres que tu obra la publique una editorial seria y con prestigio, ¡ponte en contacto con nosotros!

Recommended Posts